En homenaje al Legado revolucionario del Comandante Chávez Marea Socialista se declara en Proceso Constituyente

Por: Equipo Operativo Nacional de Marea Socialista

1.- Introducción

Convocados por el Equipo Operativo Nacional y con la presencia de los enlaces estadales de 16 estados y personalidades invitadas, se reunió en febrero, en Caracas, la Coordinación Nacional Ampliada de Marea Socialista. En esa reunión se decidió, entre otras resoluciones, poner en marcha el Proceso Constituyente de M.S. Un proceso democrático y desde las bases. Con ese objetivo se acordó transformar la Coordinación Nacional Ampliada en Equipo Promotor Nacional del Proceso Constituyente de Marea Socialista.

Con la apertura de este Proceso intentamos, hacer un homenaje al Comandante Chávez a dos años de su desaparición física, homenajeamos su reivindicación del Poder Constituyente originario, su legado revolucionario.

En la reunión mencionada se debatieron dos temas de agenda: En primer lugar la nueva coyuntura. La injerencia de Estados Unidos y la derecha continental y local, el rechazo a cualquier intento de golpe o ruptura constitucional, la crisis económica y su profundización, las propuestas para resolver los problemas del pueblo que vive de su trabajo. También se ratificó la campaña contra el Desfalco a la Nación y por una Auditoria Pública y Ciudadana, y el acompañamiento de las luchas sociales en defensa de nuestras conquistas.

En segundo término se profundizó sobre la necesidad de la participación democrática en el proceso político, la recuperación del debate desde la base del proceso bolivariano, y la urgencia de poner en pie y fortalecer un instrumento orgánico, un movimiento, para ese debate y para la lucha política.

La defensa del Proceso y nuestras conquistas contra la ofensiva de la derecha internacional y local, la recuperación del Proyecto Nacional, la profundización del Proceso Bolivariano en un curso de soberanía e independencia y de salida anticapitalista a la crisis, son parte principal del debate del Proceso Constituyente que estamos convocando. Igualmente la participación popular en las decisiones sobre la lucha política como por ejemplo la participación en las elecciones a Asamblea Nacional que según señaló el presidente Maduro y, como corresponde, se realizarán este año.

Otro eje será la reconstrucción del Proyecto Nacional Simón Bolívar, el debate sobre un nuevo modelo productivo que supere al rentismo petrolero. Así como la recuperación y/o construcción del instrumento político que oriente la transformación revolucionaria, debate que incluye el balance del PSUV, partido en el que hacemos vida y del Gran Polo Patriótico.

La necesidad de desarrollar una nueva forma de hacer política que supere el sectarismo, el verticalismo burocrático, los pactos y repartos de espacio entre cogollos, la despolitización de la militancia y los cuadros, el clientelismo, el arribismo y la corrupción, donde se desarrolle una nueva ética de la política, y una manera, democrática, desde las bases, de construcción y participación.

El debate será abierto, en Asambleas Constituyentes Regionales e impulsado por los Equipos Promotores Estadales, regionales, sectoriales o municipales y también en sesiones centrales de una Asamblea Nacional Constituyente. El Equipo Promotor Nacional, garantiza a través de medios electrónicos, la publicidad del debate, de los documentos individuales o colectivos que se elaboren, las resoluciones que se adopten y las campañas de lucha que se aprueben democráticamente.

Este Proceso Constituyente, abierto, público, democrático y auto gestionado no tiene una fecha de finalización.  No está atado a la realización de las elecciones a Asamblea Nacional aunque se debatirá como participar en las mismas. Y cuál debe ser el perfil de los candidatos que deberemos apoyar. Pero continuará luego de esas elecciones. Se trata de reconstruir, al menos una parte del movimiento revolucionario desde las bases. Apelando a la participación, al protagonismo de los verdaderos sujetos constituyentes, el pueblo trabajador, la juventud rebelde, los luchadores sociales de los territorios, comunas y comunidades, los intelectuales y cultores que sienten atado su destino al del pueblo llano.

2.- Cómo construir la unidad de los revolucionarios en esta situación de crisis.

Estamos atravesando una coyuntura difícil. A la crisis económica y la injerencia gringa, se suma el vacío político que ha dejado el fallecimiento del comandante Chávez.  La crisis está golpeando a un pueblo, que, sin embargo, ha demostrado que tiene la energía para enfrentar la renovada ofensiva de la derecha local y foránea.

Sin embargo las dificultades provocadas por esta situación está debilitando la capacidad de respuesta de nuestro pueblo. El proceso de movilización necesaria para enfrentar la abierta injerencia norteamericana, así como las presiones desde adentro. La reacción de nuestro pueblo se está desarrollando más por intuición que por maduración de la comprensión política de la necesidad de la lucha.

Es en este momento cuando mayor unidad necesitamos, Pero esa unidad está debilitada. Atenuando la posibilidad de defender de mejor manera al gobierno, al Proceso y a las conquistas que el pueblo que vive de su trabajo siente como derechos adquiridos. Y la debilidad que atraviesa esa unidad se debe, creemos nosotros, a que desde la dirección del Partido se limita la participación popular consciente. Son escasos los debates donde las diversas corrientes de pensamiento que hacen vida en el proceso, tanto en el Partido como en el Gran Polo Patriótico, pueden expresar libremente sus opiniones. La posibilidad de que la base participe de la toma de decisiones está condicionada aunque debería ser el rasgo característico del Proceso Bolivariano. Y existe la extendida sensación de que los reclamos populares no son escuchados.

El partido necesita una participación popular que hoy no tiene. Y aunque es cierto que es el principal partido del país, que son millones sus inscriptos y decenas de miles sus militantes. También es cierto que son muchos los testimonios locales, regionales y hasta nacionales de sectores marginados por pensar diferente.

Desde nuestro punto de vista, la unidad que necesitamos en esta lucha es para poder accionar en común, pero no puede construirse a partir de la obediencia ciega. La que necesitamos es una unidad que exprese en toda su dimensión el pluralismo real del Proceso Bolivariano. Porque es esta pluralidad, esta diversidad, lo que lo ha hecho fuerte.

Desde Marea Socialista abrimos nuestro Proceso Constituyente como un aporte para construir esa unidad. Donde la crítica, la autocrítica y las propuestas de solución, fortalezcan la voluntad de lucha conjunta, de un pueblo que aún hoy, a pesar de las dificultades, cree que la verdadera transformación, el verdadero cambio proviene de la Revolución.

3.- La reconstrucción del Proyecto Nacional Simón Bolívar.

La agresión externa que está sufriendo el gobierno del presidente Maduro y el Proceso Bolivariano representa sin embargo una oportunidad para recuperar, reconstruir y profundizar el Proyecto Nacional.

Porque está agresión es también una presión para continuar y profundizar los parámetros capitalistas que hoy dominan en nuestro país. Es una presión para romper el espinazo de uno de los pilares fundamentales del proceso: la distribución de la renta petrolera.

La solución para las dificultades que atraviesa nuestro pueblo, que no creemos necesario repetir, se ha convertido en una tarea de urgencia. Para ello hemos aportado reiteradamente propuestas. Sin embargo, al mismo tiempo se debe abrir el debate sobre la recuperación de un rumbo que nos devuelva al Proyecto Nacional de Independencia y Patria Socialista.

La digna medida de reciprocidad con las visas para ingreso al país de visitantes de Estados Unidos, anunciada por el presidente Maduro, es un paso. Sin embargo continuar la entrega de dólares a la burguesía, seguir aceptando la especulación financiera con los papeles de la deuda soberana y de PDVSA, permitir se mantenga el Desfalco Continuado a la Nación, no desmantelar a las mafias, principales responsables del contrabando, significa hoy, en la práctica, financiar a los sectores complotados en la injerencia y los intentos de desestabilización.

Por otra parte es hora de iniciar el debate sobre el nuevo modelo productivo. Recuperar las experiencias de Control Obrero para asegurar el funcionamiento de las empresas públicas hoy desquiciadas por un desmanejo burocrático y corrupto, impulsar con audacia la producción agrícola y de alimentos. Construir un nivel más alto en el plano de Educación, Investigación, Ciencia y Tecnología…

Para todo esto es fundamental el debate. El Proceso Constituyente que abre Marea Socialista tiene como uno de sus objetivos desarrollarlo.

4.- Las Casas de Marea Socialista, donde entren todas las Mareas

El Proceso Constituyente que convocamos aspira a ser democrático y participativo. Y sin tratarse de un partido, pretende impulsar, al mismo tiempo, una nueva forma de organización y una manera nueva de hacer política, una nueva ética donde la política no sea un privilegio y los políticos no sean privilegiados. Estos privilegios que de manera descarada ostentan los políticos profesionales, están en la base de un proceso mundial donde millones rechazan con justicia, a los viejos partidos y a sus dirigentes.

El Proceso Constituyente al que convocamos busca realizar un ejercicio de elaboración colectiva, construcción de acuerdos y participación activa en la toma de decisiones sobre las políticas, orientación, campañas, que se realicen. Que esta elaboración, surja de un ida y vuelta entre las instancias orgánicas. Donde, además, las luchas concretas de nuestro pueblo encuentren un lugar para rodearse de apoyo, solidaridad y aliento. Un lugar donde defender las conquistas del Proceso y pensar y desarrollar iniciativas para luchar por su profundización.

Durante los últimos meses, Marea Socialista, ha integrado a individualidades, corrientes, agrupaciones, colectivos de todo tipo. Respetando su identidad, sus tradiciones y orígenes. Abriendo democráticamente espacios para el desarrollo de las inquietudes de algunos de los sectores más activos de nuestro pueblo.

El desafío que proponemos en este momento consiste en primer lugar en avanzar en la conformación de los Equipos Promotores Estadales del Proceso Constituyente de Marea Socialista. Son los que garantizaran las Asambleas Constituyentes regionales, abiertas y democráticas. En este sentido ya se han dado pasos.

Para dar el siguiente paso, llamamos a seguir el camino iniciado por los compañeros del Falcón y ponernos a la tarea de la apertura de las Casas de Marea Socialista, La Casa de Todas las Mareas. Espacios para el debate, la organización y la lucha. Espacios desde donde se ponga en marcha y se vayan orientando y construyendo las Asambleas Constituyentes regionales y la Asamblea Constituyente Nacional.

Aspiramos, en una primera etapa, a que las Casas lleguen a todos los estados del país. Para luego seguir avanzando a cada municipio y cada parroquia. Llamamos a poner en pie con este Proceso Constituyente, además del debate, un gran movimiento bolivariano, socialista, revolucionario, anticapitalista, internacionalista. Que luchando por la defensa de las conquistas obtenidas por nuestro pueblo en el Proceso Bolivariano, ayude a construir una nueva cultura, una nueva forma de hacer política. Sin privilegios, ni corruptos, ni cogollos. Que enfrente a los enemigos de nuestra revolución: la Burocracia y el Capital. Llamamos a recuperar el protagonismo y la participación democrática con debate constituyente y con ejercicio decisorio. Como manera de reactivar el espíritu de un Proceso de cambio que parió esperanzas y que hizo de nuestro pueblo y del Comandante Chávez claras referencias para los oprimidos de dentro y de fuera de nuestras fronteras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *