La Plataforma de Izquierda de Syriza hace un acto histórico y el MES da todo el apoyo a su política

En pleno verano europeo y d Grecia, la plataforma de Izquierda de Syriza llenó un estadio de basket ball para dar un mensaje al gobierno y a todo el país de la necesidad de emprender un camino alternativo al memorándum.

En el acto fueron leídas y muy aplaudidas saludos internacionales de Tarik Alí, Samir Amin, diputados de Die Link, sindicalistas de los EEUU, de Marea Socialista de Venezuela, y el nuestro, del PSOL que firmamos Thiago Aguiar miembro del DE de Sao Paulo, y Pedro Fuentes de la Secretaria de Relaciones Internacionales del PSOL.

Statis Kouvelakis, uno de los principales animadores de la Plataforma de Izquierda, que desde que se iniciaron las negociaciones a escrito repetidas veces notas (transcriptas en nuestra página web del MES), respondió a nuestra nota diciéndonos:” “muchas, muchas gracias por este precioso mensaje que no es formal sino de “una profunda convergencia sobre las perspectivas y tareas que tenemos por delante”.

Para el MES y creemos que para todos los dirigentes y militantes y del PSOL, que desde el primer momento hemos dado nuestro apoyo a Syriza, la importancia de este acto es trascendente.

Por primera vez, aparece ante la vanguardia y los explotados griegos, una amplia y reconocida corriente de Syriza que contaba con cuatro ministros en el gobierno y una importante porción del Comité Central del partido haciendo públicamente, en forma decidida y clara, una propuesta alternativa a la política de colonialismo financiero del imperialismo alemán y sus socios, que fue impuesta y aceptada por el gobierno de Tsipras.

El discurso de Lafazanis tiene una enorme importancia para toda la izquierda mundial que debate el proceso griego todavía con más intensidad los nuevos problemas surgidos en Grecia luego de la firma del último memorándum. El MES cree que este discurso de Lafazanis en nombre de la Plataforma de Izquierda es el camino que debemos apoyar.

Lafazanis no deja duda de la relación del partido, el programa y las instituciones gubernamentales. “En la izquierda, los ministerios y los escaños parlamentarios no son un fin en sí mismo. Son los medios para servir a los principios, los valores y las políticas progresistas, como cada uno de nosotros los entiende y los evalua, de la manera más concienzuda y objetiva”

También la Plataforma de Izquierda sostiene una política de exigencias y posiciones claras frente al gobierno de Tsipras. ¿Socavamos el gobierno nosotros, que indicamos al partido y al gobierno un camino que no niegue nuestros compromisos programáticos, o todos aquellos que abren fácilmente la puerta que conduce a la mutación del partido en favor de la austeridad? formula la cuestión en forma de pregunta Lafazanis en su discurso.

Y lo más importante formula un programa alternativo, el que fue llamado plano B, del que tanto se habló y que la Plataforma de izquierda ha presentado con absoluta claridad.

“El prerequísito es la ruptura, desde la perspectiva de un programa de transición progresiva, con el estado de subordinación nacional, con el neoliberalismo y los grandes intereses económicos nacionales”. Lafazanis formula cinco puntos de este programa de transición que no es tra intención repetir en este texto. Solo señalar que elo mismo no significa solamente una ruptura con el euro para terminar con la subordinación a la banca alemana. El programa comienza con “la nacionalización/socialización de la banca”, la nacional8ización de los se4ctores e4st6ratégicos de la economía , “la necesidad de una importante redistribución de la riqueza a expensas de estos que tienen ingresos muy grandes, gran propiedad, grandes beneficios y mucho dinero negro. Todos estos tienen su dinero en paraísos fiscales o en bancos extranjeros o salieron del país sin ser molestados.

El MES presentó al partido y y sus militantes un documento escrito pocas horas después de ser firmado el memorándum. A nuestro entender la posición pública sumida por la Plataforma de Izquierda muestran una coincidencia en las cuestiones tácticas, y políticas principales para este período.

* Por un lado, que el proceso griego dentro de Syriza sigue abierto y hay una disputa dentro de Syriza que no está resuelta y mucho dependerá de la actitud que toma frente a la misma el gobierno de Tsipras, que parece que ha sido la de citar un congreso extraordinario. Muy posiblemente ese congreso terminará definiendo el destino final de Syriza.

* Es un error sectario en el que ha caído una parte de la izquierda yá igualar el gobierno a la socialdemocracia europea diciendo que ya es un gobierno social neoliberal. La socialdemocracia como el PT de Lula tiene lazos orgánicos irrompibles con el gran capital financiero. Tsipras ha hecho como consecuencia de su política una capitulación al gran capital, pero esto no significa ya hacer una caracterización cerrada. Por ahora las tareas son de exigencia y no de llamado a tirar al gobierno. Lo que está colocado como muy bien lo plantea Lamazanis es un período de ganar a las masas para un programa alernativo y eso solo se puede hacer haciendo al mismo tiempo, exigencias que sean entendibles por el pueblo y los trabajadores al gobierno.

* O sea que la tarea es explicar pacientemente (como decía Lenin en Abril del 17  que la salida es el plan alternativo ya que inevitablemente la realidad va a poner esta cuestión con mucha fuerza y por ello hay que acompañar el proceso de la izquierda

​*Que como lo hace correctamente la tendencia de izquierda tenemos que señalar como enemigo principal del pueblo griego a la troika y su política (nunca perder de vista esto)

​​* Que a lo que tenemos que apostar es que la Plataforma de Izquierda pueda ser capaz de construir por dentro de Syriza y otras fuerzas sociales y políticas un polo de masas.

* También pensamos que el proceso que se abrió desde el comienzo de las negociaciones dentro de Syriza desmiente a los sectores de la ultra auto proclamatorios de sus partidos que utilizan la capitulación de Tsipras para propagar en todos lados que esto muestra que los proyectos de partidos amplios como el de Syriza han fracasado.  Por el contrario a lo que ellos piensan es la hora de seguir afirmando que la única forma de construir alternativas reales frente al capitalismo en esta fase y período es construir partidos amplios que son con los se puede llegar a las grandes masas y establecer una disputa con la burguesía. La Plataforma de Izquierda y la posibilidad de construir un nuevo polo anticapitalista no existiría existiría si no es Syriza.

Lafazanis dijo en su discu8rso que “la lucha continúa”. Lo mismo creemos nosotros: se ha perdido una batalla pero no la guerra, y es la hora de reorganizar el ejercito alrededor de la política y el programa de la Plataforma de Izquierda. El papel de los antimperialistas y anticapitalistas es rodear de toda la solidaridad y apoyo a ellos, y esa es la tarea en la que estamos desde ya empeñados.

Pedro Fuentes. Miembro del Secretariado del MES y secretario de relaciones internacionales del PSOL

Thiago Aguiar. Miembro de la Coordinación del MES y dirigente de Juntos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *