Panamá: Se Realizó el III Encuentro Nacional del MPU

panamaEl sábado 25 de enero de 2014, en la ciudad de Panamá se realizó el III Encuentro Nacional del Movimiento Popular Unificado (M.P.U.). Asistieron compañeros/as de tres provincias, en su mayoría trabajadores y educadores, con amplia trayectoria en las luchas sindicales, gremiales y populares. También se contó con la presencia de activistas estudiantiles, campesinos y profesionales. Hubo algunos invitados fraternales que pudieron compartir los debates.

El Encuentro fue dedicado a la memoria de dos compañeros revolucionarios que dejaron un importante legado: el panameño Roberto Méndez, dirigente estudiantil del PST en la década de los 80 y fundador del MPU, fallecido un 22 de enero de 2003; y el compañero Nahuel Moreno, fundador del PST y el MAS de Argentina y de una importante corriente trotskista internacional, fallecido el 25 de enero de 1987.

La reunión estuvo presidida por los compañeros Ricardo Barría, dirigente de lo que fue el Movimiento Campesino de Veraguas y candidato presidencial del PST en 1984; y por el compañero José Ángel Garrido, destacado docente. La inauguración contó con la presencia del compañero Alberto Reyes, secretario general de la Federación Auténtica de Trabajadores (FAT) y candidato a vicepresidente de la República de la nómina del Prof. Jované.

Nos acompañó Gonzalo Gómez de Marea Socialistade Venezuela y uno de los responsables de la página alternativa Aporrea. Se recibieron saludos de organizaciones fraternales como: el compañero Pedro Fuentes, de MES-PSOL de Brasil y de la corriente internacional “Movimiento”; de Workers World Mundo Obrero, de Estados Unidos enviaron saludos los compañeros John Catalinoto y Berta Joubert; del Frente del Pueblo de México saludaron los compañeros Germán Hurtado y José Salas; Alfons Bech lo hizo por La Aurora, grupo que hace parte de Izquierda Unida de España e Izquierda Unida y Alternativa de Cataluña; así como por los compañeros del Partido Revolucionario de las Trabajadoras y Trabajadores (PRT) de Costa Rica.

El Encuentro abordó tres bloques temáticos: la situación mundial, la situación nacional y el balance y tareas organizativas. El primer punto debatió la situación internacional que se caracteriza por una profunda crisis del sistema capitalista internacional, crisis que no sólo es económica, sino a escala humana y natural, crisis civilizatoria. Frente a ella, fue unánime la opinión, la única salida que tiene la humanidad es la lucha por socialismo, como la sociedad sin explotación de clase y verdaderamente democrática.

El punto nacional aprobó las Tesis Sobre la Situación Nacional y un Programa de Lucha. Las tesis sostienen que, aunque Panamá parece la excepción a la crisis que se abate sobre el mundo, el actual “boom” económico es ficticio y pasajero. Ficticio porque pese al crecimiento económico alto, las desigualdades sociales se han ampliado. Pasajero porque el crecimiento se sostiene sobre el alto endeudamiento estatal, que tendrá un límite (como le pasó a España y Grecia) y porque ya hay indicios de reversión de ese proceso. El más dramático es la crisis producida en el proyecto de ampliación del canal, debido a las demandas exorbitantes del consorcio GUPC, que amenaza los ingresos del canal y con ello los programas sociales de futuros gobiernos. En conclusión, Panamá necesita, al igual que todo el mundo, la construcción del partido de la revolución socialista como prioridad insoslayable.

La parte que más pasiones levantó fue la Resolución Electoral, dadas las complejidades presentadas por la realidad: código antidemocrático, dos candidaturas populares (Genaro y Jované) con apoyos sindicales, vicios políticos y metodológicos de ambos proyectos, y una historia concreta de relacionamiento que pesaron en la discusión. Por voto mayoritario el Encuentro se decantó por la resolución que llama a votar en la candidatura presidencial por Genaro López del Suntracs como mejor opción de la clase trabajadora para enfrentar a los candidatos de la burguesía; el voto a favor de los luchadores populares postulados a los diversos cargos de elección popular, incluidos los de libre postulación y los del partido FAD; y el repudio a las nóminas de los partidos de la burguesía (CD, Molierna, PRD, Panameñista y Popular) y los disfrazados de “independientes” que responden a esos intereses.

El Balance reivindicó la trayectoria de diez años del MPU nacido en 2002 de la confluencia entre la militancia de lo que eran el Partido Socialista de los Trabajadores, ex militantes del Partido Revolucionario de los Trabajadores y el grupo Bloque Popular Unificado. De su trayectoria, la militancia reivindica su acierto político de visualizar que en Panamá las condiciones habían madurado, al igual que en otros países de América Latina, para constituir un partido electoral de la clase trabajadora de carácter antineoliberal.

Proyecto que tuvimos el acierto de empezar desde 2005, cuando todavía Frenadeso se oponía a la participación electoral y cuando Jované no se decidía. El MPU señala con orgullo que abrimos trocha, primero con la creación de Fuerza Política Alternativa (2006-2007); y luego con el Partido Alternativa Popular (2007-2011), de los que fuimos los principales propulsores. Como reivindica la Resolución Electoral, la candidatura de Jované y del FAD, constituyen una reivindicación del acierto de esa política y una victoria de la clase trabajadora panameña, de la que nos sentimos parte.

La militancia del MPU considera que se ha superado una fase de la lucha de clases nacional. Fue unánime la convicción de que era imprescindible recuperar la denominación de SOCIALISTA, no sólo para propagandizar la única salida humana y racional a la crisis civilizatoria capitalista, sino porque en concreto en Panamá está pendiente la tarea de construir el partido que agrupe a los revolucionarios socialistas diferenciados de los proyectos electorales reformistas (como los del FAD y Jované) incluso manteniendo una política de unidad de acción y acuerdos políticos específicos con ambos sectores. Se acordó por mayoría cambiar nuestra denominación de Movimiento Popular Unificado, que tuvimos por poco más de diez años, por la de Movimiento Alternativa Socialista (MAS).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *