La izquierda ucraniana y los planes de los “putinistas rojos” en el Foro Social Mundial en Túnez

Túnez. 27 de marzo del 2015 (Politcom). Los debates públicos “Diálogo por la paz y equidad social en Ucrania” se celebraron dentro del programa del Foro Social Mundial que tuvo lugar en Túnez el 24-28 de marzo de este año. Además de la red “Primavera de Praga 2” que organizó los debates, en ellos participaron los activistas de Kiev y Donbas, los diputados del parlamento europeo, entre ellos Gabriele Zimmer, representantes de los partidos de izquierda y de las organizaciones públicas de diferentes países del mundo.

Es la primera vez en la historia cuando los representantes de la izquierda que participaron en las protestas en Maydán se reunieron con los representantes de la izquierda de Donbas, los que participaron en la fundación de la autoproclamada “República popular de Donetsk”. Y a pesar de grandes discrepancias en la visión sobre el carácter del Maydán y la naturaleza de la formación de la “República popular de Donetsk” los oponentes lograron identificar los problemas y esperanzas comunes y alcanzaron un acuerdo en lo que toca a los pasos necesarios para establecer lo más pronto posible la paz en Ucrania y elaborar la estrategia de superación de la crisis sistémica en el país.

Los participantes recalcaron la necesidad de parar la retórica de odio que se utiliza tanto por la ultraderecha, como por la izquierda, medios de comunicación y los políticos en Europa y Rusia. En particular destacaron las actividades de Boris Kagarlitsky y la web “Rabcor” quienes constantemente provocan el conflicto topando las partes y declarando el gobierno oligarca de Ucrania como la “junta nazi” y a los militares ucranianos como “liquidadores”.

Los participantes reconocen la necesidad de cumplimiento de los acuerdos del alto de fuego e impedimento a la exacerbación de la histeria militarista y formación de la “imagen del enemigo”.

Los participantes de la mesa redonda “Diálogo por la paz y equidad social en Ucrania”, entre ellos los representantes de las fuerzas democráticas de izquierda, sindicatos y organizaciones públicas rusas, ucranianas y europeas, intervinieron con una declaración conjunta. Ellos destacaron que los representantes de las fuerzas democráticas de Ucrania y Rusia “condenan de manera unánime la propulsión del odio y de la histeria militarista… Estamos dispuestos a boicotear a los políticos que se permiten llevar la “retórica del odio”, favorecen a la creación de la “imagen del enemigo”, invocan o transfieren los llamamientos a la ofensiva y resolución militar del conflicto… Nosotros debemos decididamente oponernos a los intentos de expulsar forzosamente a los habitantes de Crimea y Donbás de la vida política y social de Ucrania”.

La posición única de la izquierda democrática de Ucrania, Rusia y Europa ha desbaratado los planes de los “putinistas rojos” encabezados por su principal ideólogo, “intelectual de izquierda” ruso Boris Kagarlitsky. Los “putinistas rusos” habían planeado su propio evento dedicado al “problema ucraniano”. Pero la presencia de los activistas ucranianos en el Foro Social Mundial en Túnez fue una sorpresa desagradable para los “putinistas rojos”. En consecuencia, la “mesa redonda ucraniana” de Kagarlitsky no se celebró.

Las fuerzas democráticas de izquierda ucranianas consideran que «la provocación de la confrontación militar perjudican no solo a la sociedad y a la izquierda de Ucrania, sino también de Rusia y al movimiento internacional en Europa y en el resto del mundo. La erradicación del odio y de las consignas expansionistas de “la guerra liberadora” es la principal tarea para todos los representantes de la izquierda. Boris Kagarlitsky es uno de los provocadores que favorecen a la disensión en la izquierda”.

La posición de Kagarlitsky en realidad se reduce al apoyo de los imperialistas y la ultraderecha sostenida por Kremlin. Para la mayoría de la izquierda rusa el apoyo de “su” gobierno en la guerra sucia, injusta es inadmisible.

“El daño real por las actividades de Kagarlitsky para la izquierda en cualquier parte de Ucrania y el mundo consiste en que sus proclamaciones excitan el odio y frustran los intentos de la regulación pacífica de la situación en Ucrania”.

Tan solo hace una semana en la web “Rabcor” cuyo redactor es Kagarlitsky se han publicado materiales que idealizan una de las partes del conflicto militar (en particular, el reportaje apologético sobre un aventurero ultra radical ruso con ideología monarca). Además en los artículos del redactor en esta web constantemente se utiliza el lenguaje de odio (los militares ucranianos, involucrados en el conflicto, son denominados como “liquidadores”, la protesta social en Maydán – nazi, el gobierno oligarca de Ucrania – “junta” y etc.). Esta web también publica sin cualquier crítica todo tipo de incitaciones a la escalada de las operaciones militares y expansión del conflicto militar hasta Kiev, Odessa y otras ciudades de Ucrania.

“La siguiente escalada de la guerra (incluyendo la entada de las fuerzas rusas en Donbás) tendrá consecuencia catastrófica y perjudicara la lucha por los derechos sociales y el trabajo de las organizaciones obreras, sindicatos y las fuerzas izquierdas. En la declaración conjunta de los participantes de los debates en panel en los marcos del “Diálogo por la paz y equidad social en Ucrania” que llegaron al foro desde diferentes regiones de Ucrania nosotros llamamos a la opinión pública internacional condenar y enfrentarse a la propaganda de los excitantes de la guerra de ambas partes del conflicto, entre los cuales, por desgracia, está Boris Kagarlitsky”, – dice la declaración de la delegación ucraniana en el Foro Social Mundial.

El Foro Social Mundial es un congreso mundial que reúne en sus plataformas de debate a miles de activistas civiles, representantes de las organizaciones políticas de izquierda, ecólogos, alterglobalistas, sindicalistas, activistas mediáticos de todo el mundo. El Foro se celebra cada año desde el año 2001. La segunda vez Túnez es el anfitrión (la primera vez fue en 2013).

Durante la ceremonia de la inauguración del Foro los participantes tomaron parte en una marcha numerosa en memoria de las víctimas del ataque terrorista del museo tunecino “Bardo”. A pesar de la lluvia los activistas pasaron desde la plaza de la capital Bad Saadún hasta el museo “Bardo”, donde el 18 de marzo los extremistas del “Estado musulmán” realizaron un sangriente ataque terrorista. “!No al terrorismo!” – gritaban unánime miles de voces en diferentes idiomas. Entre ellos en ucraniano.

http://politcom.org.ua/?p=8562

traducido por Adelaida Arias (SMOT Belarus)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *