EL DESAFÍO DE LA MAYORÍA ABSOLUTA

Por Thiago Aguiar

(Traduzido por Nicolás Calabrese)

Português

Las primeras horas en Atenas pudieron demostrar los desafíos que se presentan para Syriza. En seguida después de mi llegada, fui a la oficina central de Syriza en Atenas, donde encontré un reportero de la BBC que esperaba “el brasileño” para una entrevista. Su misión era hablar con los extranjeros que estaban en Grecia en apoyo a la campaña de izquierda y entender sus motivos. La verdad es que los ojos del mundo están puestos en los resultados del 25 de enero.

Las conversaciones con los militantes de Syriza, en general, apuntan en la misma dirección: el desafío de la mayoría absoluta. Para conformar un gobierno y aplicar un programa anti-austeridad, Syriza necesita tener al menos 151 asientos en el Parlamento. Esto ocurre porque no hay, hasta el momento, cualquier posibilidad de composición con otras fuerzas en la formación de un gobierno. La posición de Syriza es luchar por la mayoria y no aceptar cualquier composición que signifique ceder en algún punto del Programa de Tesalónica, presentado por el partido.

Una coalición para formar el gobierno está casi descartada, en primer lugar, obviamente, porque las mayores formaciones políticas del país son pro-austeridad. Nueva Democracia, PASOK y su ruptura, el nuevo partido del ex-ministro Papandreu, son los responsables de llevar a Grecia a la crisis en la que se encuentra. Mientras el primero disputa con Syriza la lideranza en las encuestas, los dos últimos corren el riesgo de quedarse fuera del Parlamento si no superan la cláusula de barrera.

Además de ellos, TO POTAMI, un partido nuevo comandado por un conductor de televisión de corte liberal, los neonazis de Amanecer Dorado y el partido comunista KKE disputan en las encuestas el tercer lugar. Con los dos primeros, no hay alianza posible. En cambio, el KKE hace años es objeto de una campaña por la unidad de la izquierda promovida por Syriza, pero simplemente no acepta. El partido intenta justificarse con todo tipo de distracionismo para esconder su posición esencialmente sectaria, delirante al punto de, ahora, en las vísperas de la elección, agitar que el voto de la izquierda debe ser direccionado a los comunistas, ya que Syriza no tiene chance de alcanzar la mayoría absoluta y formar gobierno. Los estalinistas del KKE, de esta manera, una vez más se muestran funcionales a la Troika y a los conservadores griegos.

La campaña ocupa, obviamente, la televisión, las radios y los debates del país. En este momento, estoy en la Sto Kokkino, la Radio Roja, que es una de las más escuchadas de Atenas, mantenida por Syriza. Su viñeta es una simpática versión de la Internacional. Reencontré algunos amigos que hice acá en 2012 y participé de un programa en la radio en el que hablamos sobre la situación de Brasil, además de nuestras impresiones sobre el proceso griego. La radio mantiene una programación especial en inglés para el público extranjero (www.stokokkino.com), para la cual también dimos una pequeña declaración.

A la noche, no obstante, vendrá lo principal. A las 19 horas (15 horas de Brasilia), en la Plaza Omonia, en el corazón de Atenas, será el mitín de cierre de campaña de Syriza. La delegación del PSOL estará en ese entonces completa para acompañar la actividad, con la llegada del compañero Juliano Medeiros. Alexis Tsipras será el principal orador, en una actividad que contará con la presencia de Pablo Iglesias y de diversos dirigentes de la izquierda europea. Será un momento histórico y tal vez el último gran esfuerzo de calle para alcanzar la mayoría absoluta el 25/01. La esperanza está llegando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *