Los EUA y su retroceso en la hegemonía mundial

por Pedro Fuentes

La decadencia de la hegemonía americana es un elemento central de este nuevo período histórico que vivimos. Intentaremos tocar este tema en diversos artículos y desde varios ángulos.

A partir de la crisis económica de 2008 y la pérdida de la hegemonía de los EEUU el tema del imperialismo tomó una redoblada actualidad y también abrió un importante debate y una serie de interrogantes. Algunos de ellos son: ¿EEUU dejó definitivamente de ser hegemónico?; ¿Si eso es así hay una nueva configuración de la dominación mundial en la cual China puede suplantarlo?; ¿en la nueva fase de la globalización es necesario reformular el significado del imperialismo y reemplazarlo por multipolaridad?; ¿se terminó la división entre el norte y el sur, entre centro y periferia?

Nuestra colaboración es desde “una mirada latinoamericana”, pensando que es un tema clave para aportar a la situación que vive nuestro continente y a nuestra política. No podría ser de otra forma, ya que militamos en Latino América, -que tal vez sea el de más tradición en la lucha antiimperialista-, y que no se puede entender sin sus períodos marcados por el avance o retroceso en estas luchas contra la penetración imperialista americana. Y ahora toma una nueva actualidad por los cambios que están ocurriendo. Los EEUU sufrieron golpes importantes en las dos últimas décadas y ahora parece que quiere retomar lo perdido.

En efecto desde los finales de la década del 90 y el inicio del SIGLO XXI grandes movilizaciones revolucionarias derribaron gobiernos neoliberales electos por elecciones en Ecuador, Argentina y en Bolivia y en Venezuela se derrotó por primera vez en la historia del continente, un golpe dirigido por el imperialismo. A partir de entonces hubo una pérdida de su influencia en Sudamérica, (cayó el ALCA), y surgieron Venezuela, Bolivia y Ecuador como gobiernos independientes del imperialismo. El Brasil pasó a ocupar (en parte) el espacio cedido por retroceso americano funcionado como un sub-imperialismo.

Ahora, esta situación está cambiando: hay un estancamiento o en cierta medida decadencia de los procesos antiimperialistas bolivarianos especialmente en Venezuela; entró la crisis económica con fuerza y Brasil (uno de los países que más fuerte la vive a lo que se suma la crisis terminal del PT y su modelo económico) que se ha debilitado como potencia emergente y sub-imperialista. Esto ocurre en momentos que hay una generalizada lucha en el continente. Las jornadas de Junio en Brasil, la retomada de la lucha estudiantil y obrera en Chile, y la enorme resistencia a la entrega de las minas peruanas al imperialismo de Conga y que ahora se ha extendido al sur de Arequipa, las huelga generales en argentina y las movilizaciones por la masacre de Apatzingán en México entre otras.

En este contexto, hay importantes elementos que indican que los EEUU intenta “volver” sobre su patio trasero (volver puesto entre comillas porque así estuviera fragilizado nunca se fue) de los cuales el hecho más simbólico son sin duda los nuevos acuerdos con Cuba. Esto ocurre cuando el neoimperialismo chino ha hecho importantísimas inversiones en gran parte de nuestros países como lo señalo Maycon Bezerra en su artículo sobre China y América Latina. Laa preguntas que quedan planteadas (vinculados a los primeros interrogantes sobre la hegemonía yankee) son: ¿se abre un nuevo ciclo en Latinoamérica en la existirá una nueva ofensiva imperialista?; ¿podrá avanzar o chocará con las grandes movilizaciones que ocurren? De ahí la importancia de analizar lo mejor posible la situación de los EEUU, su situación interna, sus guerras desde que paso a ser el gendarme mundial después de la posguerra.
Nada mejor que comenzar por su primera gran derrota militar de la que este año se cumplen 40 años: Vietnam. Fue un episodio clave, que dejó una marca en el gendarme mundial que no ha podido borrar.

Primera nota

Vietnam heroico. Hace 40 años infligían la primera gran derrota al gendarme mundial

La imagen del helicóptero despegando de la embajada quedó grabada como la mayor humillación recibida por los EEUU en una guerra. Nos referimos a la del último aparato lleno de soldados y funcionarios y una multitud de sus acólitos vietnamitas tratando de subir antes que decole desde la embajada yanky en Saigón, poco antes que lleguen las tropas del Frente de Liberación Nacional de Vietnam (FLN)y del Ejército de Vietnam del Norte. Este episodio del 1 de mayo de 1975 fue la culminación de la mayor derrota militar yankee en su guerra más larga, tal vez solo superada en años por la actual de Afganisthan.

Sin dudas, la historia de la lucha de liberación de Indochina tuvo como principal episodio la derrota del gendarme mundial. Este artículo versa esencialmente sobre este tema y sus consecuencias para los EEUU.

Sin embargo, releyendo textos, recordando la lucha vietnamita, y pensando en los numerosos jóvenes que se han incorporado en estos últimos años y abrazado las ideas del socialismo y la revolución, no podemos dejar de referirnos a la historia anterior a este hecho. Lógicamente la parte más conocida es la heroica lucha armada, pero no podemos dejar de referirnos a muchos otros que se inician con la invasión japonesa, la lucha contra el colonialismo francés, las huelgas e insurrecciones de los trabajadores y del pueblo de Indochina y el inmenso papel jugado por la lucha contra la guerra en los EEUU.

Tampoco podemos dejar de esclarecer los episodios posteriores al 75 y el papel jugado por Rusia. China y los Partidos Comunistas durante y después de la guerra. La unificación del Vietnam en 1975 significó la última revolución que expropió a la burguesía y que luego terminó en la década del 90 en la restauración del capitalismo como ocurrió con China, Rusia y los otros países del llamado “socialismo real”.

La primera guerra de liberación de Indochina y la derrota del imperialismo francés

Hay un precedente muy importante a la guerra de Vietnam y es la guerra de liberación contra el imperialismo francés en Indochina una de sus colonias más importantes. Indochina es invadida por Japón en la segunda guerra mundial desplazando a las tropas francesas que se habían movido para Camboya. Con la derrota de Japón en los inicios del 1945 se crea una situación de vacío de poder ya que la retomada del gobernador y las tropas francesas carecían de legitimidad porque había sido nombrado por el gobierno francés colaboracionista con Alemania de Vichy.

El periódico Avanzada Socialista del PST de Argentina, en un artículo publicado en 1972 titulado “Vietnam y Camboya: ¿Refutan o confirman a la guerrilla argentina?” , marcando las diferencias entre lo que era la guerrilla argentina de tipo “foquista” con la lucha de masas y la lucha armada en Vietnam, comentaba el papel jugado por los trabajadores y campesinos de Vietnam para expulsar al ejército de Japón en 1945 de la siguiente manera:

“En agosto de 1945, se produjo una poderosa insurrección de los obreros y campesinos que liquidó la ocupación japonesa y su ex-socio trances e inició la construcción de los órganos de poder obrero y popular. La rendición japonesa ante los aliados fue la válvula que destapó la energía revolucionaria y el odio a los explotadores coloniales, así como a la poderosa casta terrateniente que los mantenía sumidos en la miseria.
Se inicia con las sublevaciones campesinas, mientras que las masas urbanas se armaron y constituyeron destacamentos; en los barrios obreros de Saigón surgieron los primeros Comités del Pueblo que declararon abolido el viejo régimen. El Vietminh, ( Liga por la Liberación Vietnamita) entró en las ciudades y a caballo de este movimiento incontenible de las masas se encontró dirigiendo todo el país

Desgraciadamente, el Partido Comunista de Vietnam no aceptó ni el ejemplo ni el poder. Menos de un mes después llamaba a dar la bienvenida a la avanzada de las tropas britanicas. Un sector importante del pueblo de Saigón, encabezado por los trotskistas se resistió. El PCV contestó con la clausurando los Comités del Pueblo y asesinando a los principales dirigentes trotskistas. Los británicos respondieron a la bienvenida del Vietminh con el golpe. El Vietminh se vió obligado a refugiarse en el campo e iniciar allí la “prolongada” resistencia. En diciembre de 1946, con la caída de Hanoi, la estrategia de la “guerra prolongada” se impuso en todo el país y se prolongó ocho años, hasta el triunfo en 1954 con Diem Bien Phu. Esos ocho años de lucha merecen el más alto reconocimiento a la resistencia y al valor de un pueblo. No así su dirección, que prolongó innecesaria mente los sufrimientos y sacrificios de las masas por haber confiado en el imperialismo y en la “guerra prolongada” como estrategia “modelo”.

Pero algo mas debe ser dicho sobre esta etapa, a quienes creen en la necesidad de demostrarle el camino a las masas a través de la mística de empuñar las armas. La colosal victoria de Diem Bien Phu surgió también de las entrañas del movimiento de masas, de sus necesidades y experiencias. De él surgió un arma poderosísima, que aumentó la fuerza y el coraje de los ejércitos vietnamitas y levantó la puntería de sus soldados. Esta arma poderosísima fue una medida política, la Reforma Agraria, arrancada por la presión del movimiento de masas en 1953.

Fue la expropiación de los terratenientes, medida larga mente demorada por el Partido Comunista, la que, al responder a la necesidad fundamental de las masas campesinas alimentó su heroísmo legendario y la victoria de Diem Bien Phu”.

Diem Bien Phu era una gran fortaleza que los franceses habían creado en un valle central a unos 300 kilómetros de Saigón con el objetivo de establecer una gran base para retomar el control del país relanzando la lucha contra el Vietminh, que después de las insurreccione de Saigon pasa a ser una guerrilla campesina directamente controlada por el Partido Comunista de Vietnam del Norte. Para establecerla los EEUU dieron una importante colaboración haciendo llegar por paracaídas las armas más sofisticadas.

En mayo de 1954, en una de las más hábiles maniobras que militares que se recuerdan, el Vietminh, que era dirigido por el famoso jefe de militar de Vietnam del Norte Nuyen Giap inflinge una derrota pavorosa a la gran fortaleza. El 17 de mayo de ese año las tropas francesas en desbandada terminan abandonando Hanoi y todo el territorio de Vietnam del Norte. Giap logro transportar desarmados los cañones en bicicletas para luego instalarlos en las colinas que rodeaban La fortaleza. Lo hicieron de tal manera que los franceses no los vieron, utilizando túneles y haciendo que solo apareciera en las laderas las bocas de los cañones. Luego de varias semanas de bombardeos, la infantería cargó y destruyo Dhen Bien Phu.Decimos que este episodio fue histórico porque demostró una vez más que el más poderoso ejército y la más alta técnica militar de tropas invasoras no pueden contra un ejército de liberación que cuenta con una moral diferente y el apoyo del campesinado y el pueblo. Esto nuevamente va a demostrarse en posteriormente en la guerra contra los EEUU en Vietnam del Sur, como en muchas otras guerras de ocupación que se han sucedido, incluso salvando las distancias y diferencias de programa, con las resistencias en Irak y Afganisthan.

Las reuniones de negociación en Ginebra determinaron la partición de la península en Vietnam del Norte, controlado por Ho Chi Min y el Vietnam del Sur. Vietnam del Sur queda en poder de una dictadura militar tutelada por los EEUU de Diem que en 1955 violan el acuerdo establecido que era la convocatoria a elecciones que decidirían la futura unificación de Vietnam.

Estas negociaciones se dan en los marcos de los acuerdos de Yalta y Postdam entre Roosvelt y Stalin realizadas al fin de la segunda guerra mundial y que establecieron la división del mundo, limitando a Rusia a la influencia militar alcanzada. En medio de una situación revolucionaria mundial provocada por la guerra Rusia se comprometió a permanecer solamente en Rusia y Europa Oriental. En medio de una agitación de masas, un gran ascenso en Europa, en el mundo colonial y semi colonial, y un gran prestigio de los partidos comunistas europeos por el papel jugado en la derrota al nazismo, Stalin aceptó la división de Alemania e incluso su capital Berlin. Como decimos la zona de influencia de Rusia quedó demarcada a los países de la Europa Oriental.

Stalin y la posterior burocracia rusa encabezadas primero por Kruschev y luego Brezenev, cumplieron a rajatabla. El primer episodio fue el de obligar a los partidos comunistas de Francia e Italia, que habían encabezado y tenían una gran fuerza de masas a renunciar a luchar por el poder político en sus países. De esa manera fueron frenadas numerosas revoluciones en la posguerra; y las que ocurrieron fueron conquistadas gracias a las fisuras que quedaron abiertas en países coloniales o semi coloniales y en rebeldía con esos pactos como fue el caso de Mao en China y luego Fidel Castro en Cuba. En Vietnam como estamos viendo en el texto, su papel fu ir a remolque empujado por las masas o a contragolpe de las brutales acciones del imperialismo. Luego volveremos sobre este tema.

A partir de ese pacto surge la hegemonía americana que queda como la gran potencia económica y militar. Muchos historiadores e intelectuales que mismo ahora tocan el tema del imperialismo americano y su situación, olvidan la lucha de clases y que esa hegemonía no solo fue conquistada por su supremacía económica y militar, sino que también es el resultado de ese pacto que hizo la burocracia rusa en nombre de la coexistencia pacífica, argumentando que el socialismo se iba a imponer por medio de la mayor fortaleza económica de la economía rusa sobre el imperialismo. Ese era uno de los argumentos más utilizados para justificar la teoría del “socialismo en un solo país”.
La segunda guerra

La derrota de los EEUU en Vietnam del Sur

En 1960 se reconstruye el Frente de Liberación Nacional en Vietnam del Sur cuyo brazo militar apoyado en el campesinado fue conocido como el Viet Cong. El FLN fue un frente único de diferentes sectores que eran independientes del Partido Comunista de Vietnam controlado por Ho Chi Min. Este movimiento va a comenzar a jugar un papel decisivo en la lucha contra la dictadura y va a obligar a que a los EEUU, que para esa fecha tenían alrededor de 600 asesores militares, a ir entrando en escena. El historiador y militante trotskista argentino Hector Palacios relata en su libro “Imperio Americano, ascenso, apogeo y decadencia”, que “a fines de 1961 había 2.600, a fines del 62 11.000 y en noviembre de 1963 (muerte de Kennedy) 16.500”.

Diem aplicó una política represiva que generó una gran oposición, su ejército enfrentó movilizaciones desarmadas y tomó por asalto pagodas budistas. Entre noviembre de 1963 y fines de 1965 si produjeron doce cambios de gobiernos en Saigón. Hacía 1965 Johnson (sucesor de Kenedy en el gobierno), había enviado más de 184 mil soldados que a fines de 1966 se trasformaron en 385 mil y en 1967 llegaron a 535 mil.

A partir de 1964 comienzan los bombardeos sistemáticos no solo sobre el corredor creado a través de Laos y Camboya por donde entraba la ayuda militar y de soldados de Vietnam del Norte al Sur (llamada ruta ho Chi Min) sino también sobre la Capital Hanoi y también todo el Vietnam del Norte.

El Ejército de Liberación Nacional que como decíamos era un auténtico movimiento de liberación independiente del Partido Comunista de Vietnam del Norte, ya tiene un fuerte brazo armado de mucho peso e influencia en los campesinos que trabajaban durante el día y hacían las acciones militares durante las noches. Son famosos los túneles en los que vivían y por los cuales se movilizan y hacían frente a los sistemáticos bombardeos y a las tropas terrestres de los EEUU. En 1965 el ejército de EEUU es autorizado a usar el agente Naranja que era un desfoliante de alto poder tóxico que secaba los arboles y producía enfermedades en los campesinos para favorecer la localización de los refugios y las milicias del FLN.

En 1966 el general norteamericano Westmoreland (que tenía el comando general de las acciones) reconocía que a pesar de los enormes gastos de guerra el propio el número de bajas estadounidenses resultaban desproporcionalmente altas mientras que el número de victorias se iba reduciendo y los vietnamitas estaban empezando a llevar la iniciativa. Los EEUU reaccionaron y Westmoreland obtuvo más soldados, más helicópteros y mas bombardeos de los B52 para combatir al FLN y defender las ciudades.

1968, un año de revoluciones e insurrecciones en el mundo. En Vietnam la “ofensiva del Tet” cambia el rumbo de la guerra

En enero de 1968 se produce un punto crítico de la guerra. Los bombardeos sistemáticos en las aldeas y los campos, sobre Hanoi y la ruta de Ho Chi Min habían contenido el desarrollo del FLN y del Ejército de Vietnam del Norte. La LCR, sección francesa de la IV Internacional escribía en un boletín interno que “la ayuda soviética y china al frente revolucionario indochino es, en efecto, muy inferior tanto en valor como en cantidad y calidad a los medios puestos en acción por el gobierno americano. Frente al imperialismo yankee, la situación de debilidad de la revolución indochina depende esencialmente de la naturaleza de la ayuda de los soviéticos (y de los chinos). La URSS so ha negado a hacer del territorio de Vietnam del Norte una parte inviolable del campo socialista. No envió a Indochina el material militar en cantidad y calidad que hubiera permitido la victoria final”.

En efecto mientras el ejército de Vietnam del Sur y el medio millón de soldados yankees contaban con las armas más sofisticadas y poderosas, el FLN se batía en base a su fuerza moral y una ayuda en cuentagotas. En esta situación es que se produce la ofensiva del Tet que va a provocar un cambio importante en el curso de la guerra. Hector Palacios en el libro ya citado la comenta de esta manera: “El 30 de enero de 1968, se produjo el punto crítico de la guerra, fue la ofensiva del Tet, el año nuevo lunar de los vietnamitas. Se atacaron 36 de las 44 capitales y se logró entrar en Saigón, llegando hasta el Palacio Presidencial; tomaron la estación de radio, el aeropuerto e incluso la Embajada de los EEUU que estaba fuertemente fortificada. Finalmente, fueron rechazados”. “Podría decirse que desde el punto de vista militar fue un fracaso, que tuvo un gran costo en vidas y materiales. Los rebeldes no lograron retener ninguna ciudad debido al furioso contraataque de EEUU y sus socios sur vietnamitas. Sin embargo se trató de un triunfo psicológico al demostrarse que los imperialistas no tenían ninguna seguridad y que eran muy vulnerables al punto que hasta tomaban su embajada”.

La ofensiva de Tet, fue ataque global al régimen de Saigón por parte de las fuerzas del Frente de Liberación Nacional. Después de varias semanas de lucha, las fuerzas norteamericanas tuvieron el poder necesario para desalojar a las fuerzas del FLN de las ciudades. Pero los imperialistas norteamericanos y sus títeres, los terratenientes capitalistas, nunca se recuperaron del fuerte golpe que habían recibido.

Feldman, un dirigente del SWP comenta de esta manera en unos de los boletines de discusión de la IV Internacional de 1972. “La dimensión y persistencia de las luchas emprendidas por la clase obrera y la población urbana pobre de Vietnam representaban una presión permanente para la dirección del PCV. Estas luchas debilitaban el alcance político del imperialismo, restringían sus fuerzas de ocupación y aunque aliviaban la presión sobre las fuerzas de liberación, socavaban las perspectivas del PCV de establecer un gobierno estable de coalición con los políticos burgueses, basado en relaciones de propiedad capitalistas. A causa de ellas, la revolución vietnamita no tomó la forma de una conquista de las ciudades por los ejércitos campesinos, a pesar de que ésta era la estrategia proyectada por los dirigentes del PCV. Fue un amplio levantamiento de los oprimidos del campo y la ciudad.
Nahuel Moreno en un informe internacional al CC del PST argentino dice que “la ofensiva del Tet tiene rasgos sociales y militares característicos que la hacen cualitativamente diferente. Es una superación teórico práctico de la concepción maosetunista de la guerra de guerrillas. Lo esencial ha sido que la guerrilla rural acosada y en un retroceso relativo en el campo tuvo que apelar a la población urbana y a métodos insurreccionales para derrotar tácticamente al imperialismo”.

La respuesta de Johnson fue aumentar la escalada militar, haciendo bombardeos generalizados no solo a Hanoi sino también a Laos y Camboya al mismo tiempo que también se incrementaba la brutalidad de sus tropas en tierra. Los bombardeos de los temibles B 52 que arrasaban aldeas. En marzo de 1968 sucedió la matanza de My Lay que mostró al mundo hasta adonde había llegado la brutalidad con la que actuaban las tropas de los EEUU. En una operación sobre aldeas las tropas violaron a las mujeres y las niñas, mataron el ganado y prendieron fuego a las casas hasta dejar el poblado arrasado por completo. Para terminar, reunieron a los supervivientes en una acequia y dispararon sus armas contra ellos hasta matar a todos los habitantes de la zona (es decir, ancianos, mujeres y niños) En total cerca de 500 habitantes. My Lay fue un escándalo mundial que mostró las atrocidades norteamericanas que no por eso se han vuelto a repetir en la historia hasta nuestros días.

La moral de las tropas estadounidense se fue minando poco a poco hasta llegar al estado de colapso. Los muertos aumentaban, (llegaron a ser más de 50 mil) y los heridos que volvían a su casa se contaban también por decenas de miles, que se comenzaban a organizarse los veteranos de guerra en los EEUU. Lo más importante se desarrollaba una amplia movilización contra la guerra en el propio país que abarcaba a los campos universitarios pero que se extendía a los negros y a los trabajadores.

Es en este contexto y cuando el gasto militar de los EEUU llegaba a 75 mil millones, (75 trillones en brasilero), el gobierno de Nixon decide en 1971 el retiro progresivo y la vietnamización del conflicto. La clase dominante estadounidense ya veía una derrota militar anunciada y comenzaba a retroceder. Fue un movimiento contradictorio ya que al mismo tiempo que empezaba este proceso, invadía Camboya, donde el movimiento de liberación nacional del KMER Rojo avanzaba y por donde entraba, como ya hemos dicho, la ayuda militar del Norte una vez que la vía marítima había sido bloqueada por la flota yankee.

1968: año de revoluciones y rebeliones que golpean la hegemonía americana y la coexistencia pacífica con la burocracia rusa

En el año 1968 no solo tiembla el ejército americano en Vietnam gracias principalmente a la moral político militar de un pueblo en lucha por su liberación, sino que también se abre una grieta profunda en el esquema de la dominación mundial sustentado en la coexistencia pacífica entre el imperialismo de los EEUU y la burocracia soviética pactada en Yalta. Como ya hemos mencionado, por ese pacto que aseguró la burocracia cumplía su parte de compromiso al hacer la ayuda militar a cuentagotas.

La excepción socialista era la revolución cubana y el Che que desde antes y durante el 68 levantaba la consigna de hagamos dos, tres, muchos Vietnam. Precisamente esta bandera, “yankees go home”, y “Ho Ho chi Min” fueron consignas levantadas por la juventud mundial en este período. Antes del 68 yá las movilizaciones habían tomado cuenta en EEUU y también eran poderosas en Inglaterra.

De todas formas reconocemos como detonantes principal y un punto de partida del la situación de 1968 el proceso revolucionario del mayo francés, una insurgencia estudiantil y de la juventud que luego desbordó al control del PC en las fábricas con las ocupaciones de las mismas y una huelga general que duró un mes. Pero fue un proceso mucho más generalizado. Fue un movimiento mundial anti-sistémico, contra la vieja izquierda encarnada en la burocracia soviética y la socialdemocracia, como contra la hegemonía imperialista.

Si la ofensiva del Tet fue parte de ello, también la revolución cultural en China. Ese movimiento de los guardias rojos desatado por el sector de Mao en disputa con el ala que se hacía más poderosa de la burocracia, aceleraba sus privilegios y sus métodos totalitarios, atacó durante varios años los intereses de esta. Henry Kissinger, que como luego veremos es el gran articulador político del imperio americano con China a partir de 1972, escribe de esta manera sobre la revolución cultural. Algunas frases: “Mao decidió pulverizar al Estado Chino y el Partido Comunista. Lanzó lo que él consideró que iba a ser el ataque frontal contra lo que él decía que eran los obstinados restos de la cultura tradicional, de cuyos escombros profetizó, una nueva generación ideológicamente capaz de salvar la causa revolucionaria contra los enemigos interno e internos”. “Mao la denominó la Gran Revolución Cultural Proletaria”.

En ese proceso la juventud recuperó su espontaneidad y se movilizó de manera tal que puso el país al borde de un gran enfrentamiento contra la estructura burocrática; las escuelas y universidades quedaron paralizadas, el país quedó al borde de la guerra civil. El mismo Mao tuvo que frenar abruptamente el proceso que había desencadenado para reconstruir el statu quo con la burocracia y reconstruir las instituciones del estado chino.

En Checoslovaquia se dio la primavera de Praga un movimiento desatado también por los cuestionamientos de Dubchek, un honesto dirigente del Partido Comunista, y que llevó un levantamiento revolucionario de los trabajadores que hicieron comités revolucionarios y que solo pudo ser parado por la invasión del ejército ruso provocando una gran matanza y la ocupación militar del país hasta restablecer el poder burocrático. Por supuesto que los EEUU respetuosos del pacto de Yalta no intervinieron y solo hicieron propaganda ideológica.

Tendríamos que comentar otros procesos revolucionarios: la rebelión estudiantil en México, el Cordobazo y Rosariazo en la Argentina, y por supuesto la revolución de los claveles en Portugal que podemos decir que fue la última de las revoluciones del 68, pero lo fundamental para entender la derrota de los EEUU es el desarrollo del movimiento antiguerra de la juventud en todo el mundo con destaque para la juventud europea y el gran movimiento contra la guerra que conmovió, como nunca antes había sucedido, a los EEUU.

El papel decisivo de la lucha contra la guerra en los EEUU

En ese contexto mundial, en nuestra opinión, no se puede explicar la derrota de los EEUU sin las dos armas decisivas que definieron la contienda: el pueblo vietnamita con su heroísmo y acción militar enfrentando al ejército más poderoso de la tierra, y la propia movilización y situación interna que se creó en los EEUU a causa de la guerra. Son como los dos pilares que explican la derrota político militar o, mejor dicho, militar y política.

No es posible que un imperio sea derrotado solo “desde afuera”, sino que tiene que haber una acción recíproca de lo externo y lo interno. Así ocurrió en toda la historia (el Imperio Romano es un ejemplo de ello) y de la misma manera tenemos que analizar la hegemonía o no, del imperialismo de los EEUU en estos días y la lucha por el socialismo en el mundo.

Decimos esto retomando el tono polémico de la mencionada cita del PST argentino con aquellos que piensan que todo fue obra de la dirección de Ho Chi Min y su ejército, de la innegable habilidad militar de Nuyen Chiap y la ayuda y abastecimiento militar de Rusia y China. Como ya hemos visto, son verdades muy a medias y son en definitiva las que explican que la guerra se haya prolongado tanto tiempo y que el imperialismo americano si bien sufrió una derrota contundente, terminó absorbiéndola.

Volviendo a la movilización en los EEUU. Los bombardeos masivos y la crueldad de la guerra retransmitida por vez primera con bastante libertad, comenzaron a cambiar la imagen que tenían los estadounidenses de sí mismos. La idea de un país enorme machacando a otro pequeño y la de sus soldados cometiendo matanzas fuera y dentro resultaron demoledoras.

Las manifestaciones contra la guerra iniciadas en los campus universitarios detonaron un movimiento más general en los EEUU, en el movimiento negro, en los trabajadores y en la lucha por la liberación femenina. Todo este conjunto sacudió a la sociedad yankee y también provocó una importante crisis política en su régimen que culminó con la renuncia de Nixon. El movimiento hipie era una deformación que la prensa mundial hacía de todo este proceso.
Las movilizaciones antiguerra jugaron un papel clave para que los EEUU se retiraran de Vietnam. En los EEUU la consigna fundamental era vuelvan las tropas a casa, paz para Vietnam. El factor principal de protesta resultó el servicio militar obligatorio para todos los varones estadounidenses y con él la posibilidad de ser enviado a Vietnam. Miles de jóvenes universitarios en los campus decidieron quemar sus cartillas militares. En octubre de 1967, 200 000 manifestantes marcharon frente al Pentágono, exigiendo la paz.

El movimiento racial negro, que ya venía movilizado desde años antes, también tomó la bandera de la guerra ya que esa misma discriminación social se trasladaba al ejército y eran el sector más expuesto a sufrir en el frente. El sector más radical de Malcom X y el más pacifista de Marthin Lutter King ganaron un nuevo impulso. El movimiento no era solo universitario también se extendía a los trabajadores.

Fue un hecho de repercusión mundial ver a los tres atletas negros que subieron al podio de las olimpíadas de 1968 en México con el puño en alto del poder negro, y el rechazo de ir alistarse para ir a Vietnam de Cassius Clay que le valió la suspensión por varios años al campeón mundial más completo que tuvo el boxeo.

El movimiento de liberación de la mujer también sacude a la sociedad norteamericana. Surgen numerosas organizaciones y una coalición en defensa de los derechos de la mujer y el aborto que produce grandes movilizaciones en el que participan un ala de las mujeres demócratas, la izquierd marxista, (en particular la trotskista que lanza la primera candidatura mujer de Linda Jenness) y secotres anarquistas.

Por primera vez un presidente de los EEUU no se presenta a la reelección. Viendo una humillante derrota que ya se manifestaba en las encuestas ante la prolongación de la guerra Johnson resuelve retirarse. Con el asesinato de Robert Kennedy (candidato demócrata) de por medio asume el poder Richard Nixon que no va a terminar su segundo mandato por el caso Watergate. Este affaire consistió en el descubrimiento de escuchas por medio de mini micrófonos que la administración Nixon había puesto en la sede del partido Demócrata. Pero este escándalo era solamente una parte de los métodos que estaba empleando el gobierno Nixon que había montado un gabinete de conspiración secreto alrededor de él mismo, paralelo al gobierno. El gobierno de Nixon, presionado por la crisis estaba utilizando métodos que llevaban el régimen democrático burgués clásico americano hacia el bonapartismo. Su renuncia pone fin a ese proceso, no así a la guerra.

La invasión a Camboya con el objetivo de cortar la ayuda militar que entraba por ese país y derrotar el frente de liberación del KMER Rojo realizado cuando ya estaban comenzando las negociaciones de paz hacen recrudecer el movimiento anti-guerra que llega a su pico más alto.

Es de notar que la izquierda marxista jugaba entonces un papel muy importante en este movimiento, sobre todo el SWP el principal partido trotskista creado por Joseph Canon fundador también del Partido Comunista y que se pasó a la oposición de izquierda. En esos momentos el SWP estaba en un gran momento de apogeo y había presentado en las elecciones a Peter Camejo que era uno de los líderes del movimiento anti guerra.

Como ya hemos dicho, la crisis y el rechazo a la guerra en los EEUU se daba también en el de sus tropas que combatían en Vietnam. No solo era un problema de baja sino de desacato, de protestas, consumo de drogas para poder sobrevivir al horror de las acciones sangrientas. Como parte de la resistencia a la guerra surgió en los EEUU una serie de filmes sobre Vietnam que fueron muy ilustrativos de la situación. Mash, Apacalipses Know…

1972-73 Las negociaciones de paz de Paris y el papel de la burocracia China y Rusa prolongan la guerra

Es en este contexto en que EEUU había iniciada la “vietnimización” de la guerra, comienzan las negociaciones de paz en Paris. Las mismas que se realizaron en 1972 hasta los acuerdos de 1973, demoraron el triunfo en Vietnam del Sur hasta el 75. EEUU al mismo tiempo que negociaba desató feroces bombardeos en Vietnam del Norte y del Sur.

Mientras Moscú y Pekín mantenían su ayuda a un nivel mínimo que era indispensable para que la RDV y las fuerzas de liberación en el sur sobrevivieran al brutal ataque de los Estados Unidos. La presión del gobierno de Ho Chi Min, la necesidad de no dejar morir a las tropas y en cierta medida también la presión del gobierno de Castro que amenazaba mandar soldados a combatir a Vietnam obligó a los regímenes burocráticos a mantener esa ayuda.

Pero Moscú y Pekín continuaron dando máxima prioridad a lograr un acuerdo de vivir y dejar vivir con los imperialistas. Feldman en el artículo ya citado lo comenta de este modo: “En 1967, cuando mayor número de tropas ocupaban el suelo vietnamita, el primer ministro soviético Kosigin fue a Glassboro, Nueva Jersey para tener un encuentro cordial con el presidente Johnson. El 26 de noviembre de 1968, el régimen de Mao hizo un llamado con el fin de mejorar las relaciones con el imperialismo norteamericano, basado en los ”cinco principios de la coexistencia pacífica”, entre los cuales no se incluía la finalización del ataque a Vietnam”.

La presión de los gobernantes de Moscú y Pekín en 1972, fue decisiva para impulsar a los dirigentes vietnamitas a aceptar otro compromiso, el de los Acuerdos de París en enero de 1973. En los meses intermedios, las fuerzas vietnamitas de liberación realizaron una ofensiva masiva que amenazó con derrotar al ejército de Saigón. Nixon respondió ordenando un bloqueo naval y minando los puertos de Vietnam del norte. En tres meses se llevaron a cabo más de 5.000 bombardeos aéreos contra Vietnam del norte.

Brejnev consintió este bloqueo, reduciendo la ayuda a Vietnam y aclaró que Nixon seguía siendo bienvenido en Moscú. Los vietnamitas se encontraron presionados a ceder terreno o a enfrentar el arma pulverizante del imperialismo, sin contar con aliados poderosos. De esa manera el FLN y Hanoi fueron forzados finalmente a ceder a la presión, proponiendo un arreglo que se tradujo en los Acuerdos de París en enero de 1973. Por los mismos se establecía una tregua en las acciones, los EEUU tenían 60 días para retirar sus tropas terrestres mientras que Vietnam del Norte mantendría 150 mil soldados en el Sur.

Sobre los acuerdos de paz el boletín interno del PST argentino decía: “La existencia de dos partidos estalinistas en Vietnam, uno de los cuales tiene el gobierno en Vietnam del, Norte, hace todavía más peligrosa esa tregua, ya que esos partidos llaman a la formación de un gobierno de coalición nacional con la burguesía”.

Sin embargo Vietnam estaba obligado para forzar un acuerdo de este tipo la guerra y defender el poder dual conquistado en el sur. No era la misma situación de las burocracias de los llamados países del “campo socialista”. Por eso en vez de hacer un bloque común frente a los EEUU, llevaban adelante una disputa de defensa de sus intereses de cada burocracia instalada en sus países lo que es hábilmente utilizada por la diplomacia estadounidense. De un lado, y pensando en el peligro del expansionismo soviético más que el del imperialismo, China de Mao da un viraje en su política internacional y comienza, todavía en la era Nixon-, la diplomacia de ping pong con EEUU. Por su parte Rusia que mantenía como ya hemos visto su política de coexistencia de Yalta, ve en China un rival que no era dócil a su política y podía ampliar su zona de influencia en Indochina. Esta rivalidad inter burocrática ya se había expresado en los enfrentamientos militares en la frontera entre los dos países.

El salto hacia los acuerdos con EEUU de China con los EEUU significó un cambio cualitativo de la política China que hasta entonces se había mantenido en una posición independiente. En su libro “China”, Henry Kissinger lo denomina “el abandono de Mao de la política de la revolución permanente por la del diálogo” Refiriéndose a las negociaciones con el presidente chino Chou en Lai, y la diplomacia China Kissinger explica que “llegado el momento, supeditamos el acuerdo de la retirada de nuestras tropas en Taiwan al acuerdo sobre Indochina . Este acuerdo en un largo proceso de negociaciones terminó funcionando. Y el mismo fue fundamental para que los EEUU pudieran recomponerse de la derrota sufrida en Vietnam.

Sin embargo, a pesar de este nefasto papel el FLN y el ejército de Vietnam del Norte terminan minando hasta llevar a la derrota al Ejército de Vietnam del Sur.

1 de mayo de 1975 ”¡La embajada es nuestra!”

Volviendo a lo que que decíamos en el comienzo de este artículo, el 30 de abril de 1975, cuando los últimos funcionarios de la embajada de Estados Unidos eran evacuados, las masas de Saigón entraron en ella saqueándola e incendiándola. ”La embajada es nuestra”, dijo sonriendo un soldado del ejército de Saigón, según relata Feldman en su artículo ya citado.

La mayoría de los edificios abandonados por los norteamericanos fueron saqueados, mientras otras partes de Saigón permanecieron intactas gracias a que los obreros, estudiantes, jóvenes y cuadros del FLN se encargaron de mantener el orden.

Horas más tarde, un tanque de la RDV derribó las puertas del palacio presidencial, mientras columnas de las tropas del FLN y la RDV se movilizaban dentro de la ciudad. Los soldados de los tanques gritaban ”hola camaradas” a los espectadores y periodistas extranjeros.

Así de esa manera culminó la derrota de los EEUU y se inició otro proceso; la unificación de Vietnam que terminó por la presión de las masas expropiando a la burguesía de Vietnam del Sur. Y comenzó otra historia que permitió reestabilizar el dominio imperialista de los EEUU.

Guerra entre los países del llamado socialismo real. (Estados obreros)

Con la guerra entre los países llamados del “socialismo real” comenzó otra historia y también nuevos debates. Ya habían ocurrido la invasión de Rusia a Hungria en 1956 y a Checoslovaquia en 1968. Lo nuevo comenzó con la invasión de Vietnam a Camboya, que de nuestra parte consideramos que tenía un carácter contradictorio porque la liberación de ese país no había significado la expropiación de la burguesía pero se hizo mucho más evidente con la invasión de China a Vietnam..

Esto fue el hecho más lamentable ocurrido después del colosal triunfo revolucionario cuando más se mostraron al rojo vivo los diferentes intereses de las burocracias. Ocurrió porque Rusia tenía una mayor influencia sobre Vietnam que China. Por ese motivo China decide en 1979 invadir Vietnam unificado. China tenía el temor que la expansión de la influencia Rusa podría significar una invasión de esta a su país. Un argumento insustentable que muestra lo pérfido de los intereses burocráticos y su defensa antes que el intereses superior de llevar adelante una lucha común contra el imperialismo.

Es esencialmente el papel de la burocracia lo que permite recomponerse al imperialismo americano despúes de su derrota en Vietnam. Wallerstain comenta en el libro citado que el pacto de Yalta había sufrido uno de los más poderosos golpes en Vietnam pero que eran asimilables como lo son los golpes al abdomen o a los brazos en una pelea de box.

Fue esa situación que le permitió dar el golpe en Chile en 1973 y de esa manera estabilizar su patio trasero y comenzar a cerrar la situación prerrevolucionaria mundial que abrió el mayor francés.

 

[1] http://esquerdasocialista.com.br/china-e-america-latina-alianca-estrategica-soberana-ou-aprofundamento-da-dependencia-2/

[2] La península Indochina estaba formada por Laos, Camboya y Vietnam

[3] Ver artículo completo en anexo……

[4] Desde comienzo de la ocupación japonesa hubo levantamientos. En octubre de 1940, en Tonkin, en noviembre de 1940 en la Conchinchina, en enero de 1941 en Annam. Los imperialismos japonés y francés se unieron para reprimir ferozmente estos movimientos populares. Es entonces que se constituye el Viet Minh: Liga por la Independencia en Indochina. Estaba formado por dos partidos. nacionalistas que abarcaban a la pequeño burguesía y el ala izquierda de la burguesía liberal, de dos partidos comunistas (el staliniano y el trotskista). En 1945 estalla la insurrección en Saigon donde la Liga por la Independencia juega un papel importante. A partir de la oposición de izquierda en el seno de la Internacional Comunista el trotskysmo vietnamita fue muy fuerte. Por ejemplo en elecciones realizadas en el año 39 obtuvo 80 veces más votos que el Partido Comunista. Uno de sus principales dirigentes era Ta Thu Thâu  que prácticamente pasó más de la mitad de su vida en presión hasta que fue asesinado por las guerrillas controladas por el Vietminh.

[5] Nahuel Moreno en su libro “La revolución China e Indochina” cuya primera versión es de 1968 comenta las peculiaridades de la dirección Comunista de Vietnam con la de Mao Tse Tung, considerando a la primera mucho más ligada a Stalin por los vínculos que tenía con el PC Francés.

[6] Immanuel Walerstein intelectual y profesor universitario de los EEUU en su libro “La decadencia del Imperio Americano” es quien mejor explica esa relación.

[7] Alrededor de esta cuestión hubo una interesante polémica en la IV Internacional. Si bien el tema central del debate alrededor del cual se habían las dos tendencias para el X Congreso era alrededor del foquismo guerrillero en América Latina, en el cual nuestra corriente personificada principalmente en el PST Argentino defendía con el SWP y Hugo Blanco la lucha armada ligada al movimiento de masas, contra la liderada por Ernest Mandel y la LCR francesa, que alentaba esa forma de lucha, también había una cierta polémica la cuestión de las consignas frente a la guerra. Mientras que nosotros defendíamos la posición adoptada por el SWP “vuelvan las tropas y paz en Vietnam, (que jugaba un papel fundamental en los comités antiguerra de EEUU), la corriente de Ernest Mandel criticaba al SWP y encabezaba sus columnas con la consigna de apoyo a Ho Chi Min.

[9]  Como ya vimos el Socialist Workers Party hacía parte de La IV Internacional y formó en 1972 junto al PST Argentino de Nahuel Moreno, el PST peruano de Hugo Blanco  la Tendencia Leninista Trotskysta. Esta tendencia que luego se trasformó en fracción dio una lucha intensa para el X Congreso. Su texto base fue “Argentina y Bolivia un Balance. Ver link en www.esquerdasocialista.org.br[1] Taiwan es una  isla frente a China que nunca fue reconocido por China y que quedo en poder de la burguesia y el Koumitang durante la revolución China. EEUU y la comunidad internacional lo reconoció como país hasta hoy, aunque luego de varios años de negociaciones EEUU terminó retirando sus tropas.

[10] Esto significó un debate en la IV Internacional en la cual el PST argentino tenía posiciones más de acuerdo con Mandel que con el SWP de los EEUU. Mandel y nosotros apoyábamos a Vietnam. Luego la polémica se clarificó más cuando China invadió Vietnam. Ver Boletines de discusión de la IV sobre este tema en la paginaweb del  MES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *