Elecciones en Brasil: Caída del PT y crecimiento del PSOL

luciana-genroEl 5 de octubre, se realizaron elecciones generales en Brasil. Con más de 142 millones de votantes registrados, fueron electos diputados nacionales y provinciales, senadores, gobernadores y el próximo presidente de la república. Cuando un partido no obtiene absoluta mayoría de las elecciones se va a una segunda vuelta entre los dos candidatos más votados. Esto sucedió con la elección presidencial y en algunos estados del país. Tuvimos casi un 20% de abstenciones y 9,6% entre votos blancos y nulos. El crecimiento de éstos, también expresa la bronca que la población siente por los viejos partidos.

Fueron las primeras elecciones después de las grandes jornadas de junio de 2013 y tuvieron varias idas y vueltas. Después de la esperada polarización entre el PT, que lleva 12 años en el poder, con Dilma Rousseff y la derecha tradicional, representada por Aécio Neves del PSDB, la muerte del candidato Eduardo Campos complicó el escenario. Con la entrada de su candidata a vice, Marina Silva, a la disputa presidencial, un sector importante de la población la identificó como una alternativa a la polarización existente. Después de su crecimiento meteórico, llegando a empatar en las encuestas para final de agosto. Muchos creyeron que su discurso de “nueva política” sería una expresión de las demandas que el pueblo gritó en las calles de junio de 2013. La ola Marina no se mantuvo, pues tenía su debilidad en aquello que podría hacerla crecer: su infidelidad a las reivindicaciones de junio.

Su capitulación ante los sectores reaccionarios renunciando al programa LGBT (muy bien denunciado por Luciana Genro) y su veloz conversión en una copia del PSDB, ilustrada por su staff de economistas y por la agitación de la independencia del Banco Central, pronto trajeron más desconfianza que apoyo. La deshidratación se hizo evidente en las encuestas. La ola Marina cayó al suelo. Así, en la recta final, Aécio, recuperó el segundo lugar y competirá con Dilma en la segunda vuelta.
A pesar de los grandes esfuerzos de los medios de comunicación y la distribución desigual de tiempo de televisión y de los recursos, la candidatura de Luciana Genro creció y emocionó a la juventud de todo el país. Se destacó en los debates y programas de televisión. Luciana demostró ser la mejor candidata, apoyando medidas tales como cobrar impuestos a las grandes fortunas, la auditoría rumbo a la suspensión de la deuda y la defensa de los derechos de las mujeres, los jóvenes y la comunidad LGBT.
Estamos con la segunda vuelta de las elecciones en marcha. El proyecto de poder nacional del PT está amenazado por el gran frente que los sectores mayoritarios y más reaccionarios de la burguesía armaron alrededor de Aécio. El agotamiento del PT, que ya se había expresado en las manifestaciones de junio, el estancamiento económico del último período, y ahora las acusaciones de corrupción que involucran a Petrobras, hacen difícil la victoria de Dilma. Los elementos reunidos parecen indicar un favoritismo por Aécio, fortalecido con el apoyo explícito de Marina Silva. El PT, que durante 12 años concilió, colaboró con el multimedio Rede Globo, ahora puede perder por la influencia de este medio, que juega el papel que los partidos burgueses ya no pueden cumplir para mantener el orden burgués y reproducir su ideología. En la primera ronda, Dilma perdió 4 millones de votos en comparación con las elecciones de 2010, alcanzando el 41,6% (43,2 millones de votantes) contra 33,6% de Aécio (34 millones de votantes) y el 21, 3% de Marina (22,04 millones de votantes)

El PT obtuvo resultados contradictorios en la primera ronda. Venció bien en Piauí y Bahia. Fue mal votado en São Paulo, en Rio de Janeiro y está fuera del segundo turno en Brasília (DF). Disputa en condiciones delicadas la segunda vuelta en Rio Grande do Sul. Es favorito en Mato Grosso do Sul y en Acre.
Dilma ganó en 15 estados pero Aécio encabeza las encuestas de la segunda ronda.
Aunque sabemos que el próximo gobierno será de ajuste contra de los intereses del pueblo, el resultado está por venir. La segunda ronda está prevista para el 25 de octubre.
La votación y la campaña Luciana Genro del PSOL fue un triunfo en sí mismo. Más de 1,6 millones de electores votaron por Luciana Genro, la elección de 5 diputados nacionales y 12 provinciales, representan un salto en la construcción del partido, siendo de lejos nuestro mejor resultado como partido nacional. La presencia de Luciana en los debates, el reconocimiento y el apoyo de importantes sectores sociales, artistas, intelectuales, fue una demostración de que nuestro discurso penetró en sectores significativos de la población. Luciana Genro sale de las elecciones (como dice la nota aprobada por la Comisión Ejecutiva Nacional del Partido) como la “principal referencia para la izquierda coherente” y “este es un gran patrimonio de todo el PSOL”. El programa de Luciana Genro fue construido con importantes movimientos sociales como el Movimiento de Trabajadores Sin Techo -MTST-sectores sindicales y juveniles.
Los resultados de las elecciones demostraron que el proyecto del PSOL es de una izquierda coherente Nuestra política y nuestra portavoz consiguieron demostrar esta existencia, consolidando una base electoral y social que alcanza un pequeño sector de masas.

Las otras candidaturas de la izquierda socialista tuvieron un desempeño pobre. El PSTU, con la cuarta campaña electoral de Zé Maria, recibió sólo el 0,09% de los votos, poco más de 90.000, muy lejos de los 400.000 votos que obtuvo en el año 2002. Su política fue un abstracto llamado al “gobierno de los “trabajadores, sin patrones “, negándose a discutir la construcción de un frente nacional, propuesto muchas veces por el PSOL y el MES. El PCB sacó 47.000 votos – que representan el 0,05% de los votos válidos.
El MES se fortaleció por el peso de Luciana y nuestras responsabilidades aumentaron. Estaremos en las calles luchando por la defensa de los derechos del pueblo, gane quien gane.
Fue electo Pedro Ruas en Rio Grande do Sul, donde Luciana Genro alcanzó casi el 7% de los votos en Porto Alegre. El MES ha lanzado candidatos en casi todos los estados, promoviendo nuevas figuras y cosechando los frutos del acierto político de la campaña de Luciana Genro.
Este triunfo sólo puede explicarse a partir de la nueva realidad política abierta con las jornadas de junio y nuestra batalla estratégica para vincularnos con la fuerza de las calles y sus banderas.

Roberto Robaina e Israel Dutra, Dirección nacional del MES y del PSOL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *